Friday, March 11, 2005

Ni putas ni sumisas

Acaban de prohibir en Francia un anuncio que utilizaba La Cena de Da Vinci para promocionar ropa. En concreto, los apóstoles y Jesús, en este anuncio, son mujeres, y María Magdalena, es un hombre visto de espalda, semi-desnudo, en brazos de una de las apóstoles. Personalmente la foto me parece bastante estética, y no me parece más lasciva que muchos otros cuadros colgados en El Louvres. Pero una asociación cristiana ha chillado, y un juez ha prohibido la campaña, a pesar de que el fiscal pedía que se retiraran los cargos. Visto la poca afición francesa por la religión, este juicio no deja de sorprender.

A mi me recordó que hace un par de años fui a ver la exposición “Las Edades del Hombre”, en Segovia. Me la habían aconsejado unas colegas de trabajo, con argumentos tan sólidos como “es espectacular”, “una maravilla”, “excepcional”, en fin, tantas palabras tan descriptivas… Entonces, me pongo manos a la obra y convenzo a mi chico para que me lleve a verla. Mi primera sorpresa fue… que el Hombre en cuestión era Jesús Cristo. Reíros un rato de mí: yo, con un título que me habla del Hombre con mayúscula, pienso en el género humano en su totalidad, y me esperaba algo que contara la historia de la humanidad partiendo de la prehistoria. Pero de caverna y australopitecos, na de na. Todo sobre Cristo, y además, tampoco hablaba de sus edades, visto que sólo se trataba de sus últimos días. Un engaño de título… En fin, que una es abierta y piensa que total, si la exposición es de buena calidad, tampoco pasa nada. Y eso sí, las obras presentes eran de buena calidad. Lo que me chocó más allá de mi propia estupidez, fue que en toda la exposición, sólo se representaban 2 figuras femeninas: la Virgen María y María Magdalena. Personajes masculinos, un montón, pero mujeres, sólo la Virgen y Magdalena. ¿Será que una mujer sólo es digna de interés si es virgen o puta? ¿No hay más definiciones que “virgen” o “puta” para una mujer en la Biblia? Ya me había sentado fatal cuando con 16 años mi profe de español nos hizo leer La Génesis en castellano, que nunca en la vida había leído algo tan machista e insultante. Pero lo peor, es que cuando lo comenté con mis amigas y colegas, ¡ni se habían percatado! ¿Tan aceptado será que las mujeres estén catalogadas según su relación al sexo? Es más, ¿tan aceptado será que una mujer sólo pueda ser una estrecha o una golfa?

No puedo hablar por todas, pero creo poder afirmar que la gran mayoría de las mujeres no se sienten identificadas ni con la Virgen, ni con María Magdalena. Y si la Biblia no es capaz de darnos ejemplos mejores, que se calle.

Hace unos años, nació en Francia una plataforma de mujeres jóvenes de los ghettos que se hartaron de ver que por ser mujeres en un contexto social difícil, sus propios compañeros de ghettos sólo veían 2 salidas para ellas: la sumisión a la tradición vía el matrimonio arreglado o acabar como una puta: esta plataforma se llama “Ni Putes Ni Soumises” (creo que se entiende bien, pero por si acaso: ni putas ni sumisas). Me alegro ver que esas chicas de ghettos han conseguido mostrar, primero que existían, segundo que no estaban de acuerdo con las reacciones identitarias de los hombres del ghetto, tercero, que la inteligencia no es proporcional al nivel de estudios. Hoy en día, las acciones de esta plataforma se dirigen a sensibilizar a otras chicas sobre su condición y a promocionar el diálogo con los políticos. Y consiguen resultados: se les ha involucrado de manera directa en las reflexiones sobre la violencia de género y el velo islámico. Sobre este último, sólo me gustaría recordar que fuera de Francia, no se ha hablado mucho del contexto en el que se promulgó esta ley, pero que “Ni Pute Ni Soumises” fue creado por la hermana de una chica musulmana que fue quemada viva por chicos de su barrio por llevar vaqueros. Hubo varios casos: una que se negaba a llevar el velo, otra que fue quemada por venganza (su novio había robado la motocicleta del quemador… claro, como la chica es un objeto más, me robas lo mío te quemo lo tuyo), otra simplemente tenía novio, y eso sin hablar de las “tournantes”, fenómeno de violaciones colectivas en los ghettos. O sea que si se habla de la ley del velo, ya podréis ponerlo en su contexto.

Cuando llegué a España, lo que más me chocó fue le machismo, más que nada porque las personas más machistas que he llegado a conocer son mujeres. La pena es que después de unos cuantos años, hasta me he acostumbrado, y ya ha dejado de chocarme. Y no os vais a pensar que no hay machismo en Francia, todo es cuestión de cantidades.

5 Comments:

Blogger Hari Seldon said...

El machismo es un lacra tan arraigada que a veces ni nos damos cuenta.

Pero acabaré por caer, torres más altas han caído.

( Si, Gorpik: es un refrán ¿que passsa? :-D )

9:05 PM  
Blogger beor said...

¡anda!, bienvenida a la blogosfera :)

¿te puedo enlazar? :D

besines.

10:15 AM  
Blogger teablogger said...

Gracias por la visita Beor :)
Sí, me puedes enlazar (ouahahah, suena super sensual ;))
Besitos

11:03 AM  
Blogger beor said...

:D

2:27 PM  
Blogger Gorpik said...

Hari, no es un refrán, sino una frase hecha. Tendrás que volver a intentarlo.

De paso, seguiré a Ojazos y enlazaré yo también a nuestra anfitriona, si no tiene inconveniente.

11:29 PM  

Post a Comment

<< Home